Saltar al contenido

¿Qué es una luxación de hombro y cómo se trata?

El hombro es la articulación que tiene más capacidad de movimientos en el cuerpo, gracias a la gran cantidad de músculos que la rodean, pero la luxación es una lesión habitual. Si te lesionaste el hombro te recomiendo visitar al fisioterapeuta Ariza, porque así podrás tener una recuperación mucho más efectiva, rápida y sin esfuerzos.

Este tipo de lesión se produce cuando la cabeza del húmero sale del glenoides, y es bastante común en las prácticas deportivas. Esto puede producir un gran dolor e impedirá el movimiento del brazo, por lo que es una lesión que puede impedirte el movimiento.

En los jóvenes menores de 20 años que se produce este tipo de lesiones, la probabilidad de que se produzca una segunda luxación es superior al 80%. Pero, si se produce en pacientes mayores de 40 años estas probabilidades disminuyen a menos de un 20%.

¿Qué tipo de luxaciones existen?

Existen diferentes tipos de luxaciones de hombro, las cuales son las siguientes:

  • Dubcoracoidea: es la luxación más común, y esta ocurre cuando la cabeza del húmero se sitúa por debajo de la apófisis coracoides de la escápula. Dentro de las causas comunes suelen estar las caídas sobre la mano o el codo cuando está extendido.
  • Subglenoidea o extracoracoidea: en esta luxación la cabeza del húmero se sitúa sobre el reborde glenoideo y no sobrepasa el cuello del húmero. Se da cuando el brazo está en una posición de rotación interna forzada, por lo cual no es tan común.
  • Subclavicular o intracoracoidea: en esta la cabeza del húmero se coloca sobre las costillas. Esta se produce cuando existe una caída en flexión, aducción y rotación interna.

Síntomas de la luxación de hombro

La luxación de hombro es muy dolorosa, y puede llegar a impedir que el paciente pueda mover el brazo. En la mayoría de los casos, la luxación se produce por un desplazamiento hacia la parte anterior del hombro, por lo que se produce una deformación que es fácilmente visible.

Al ser una zona por donde pasan muchos nervios, la lesión se puede agravar con algún daño neurológico. Esto hace que se pierda sensibilidad en el brazo e impedirá el movimiento. El daño principal se producirá sobre el anillo cartilaginoso, por lo cual, se puede repetir la lesión si se va adquiriendo laxitud de forma progresiva.

Tratamiento de la luxación de hombro

Esta es una patología que produce mucho dolor por lo que requiere atención médica inmediata para colocar la cabeza del húmero en su lugar. Para ello se necesitan maniobras mecánicas que solo puede hacer un especialista en traumatología o en fisioterapia.

También se debe recibir medicación para rebajar el dolor, y el especialista colocará el hombro en su lugar. Si es muy doloroso puede ser necesario realizar el proceso con anestesia. Una vez que se ubica el húmero en su lugar, se inmovilizará el brazo con un cabestrillo, y se debe hacer una resonancia o radiografía para evaluar las lesiones que existan en el resto de estructuras.