Saltar al contenido

3 Consejos para mejorar en tus finanzas

Iniciar el camino hacia la mejora de nuestras finanzas no es algo realmente sencillo pero si algo que puede traernos grandes victorias en nuestra vida, por ello queremos compartir contigo algunos consejos básicos para mejorar tus finanzas.

Consejo 1: Prepare para la evaluación

Siempre es bueno saber cómo es tu estado financiero personal, al menos una vez al año. Así que primero haz una lista de todos los activos y pasivos (préstamos) que tengas. Este balance debe incluir lo siguiente:

Una lista de todos los bienes

  • Cuentas de ahorro
  • Dinero del día a día
  • Cuentas de valores
  • Pólizas de pensiones
  • Seguros de vida
  • Seguros de riesgo
  • Bienes inmuebles
  • Objetos de valor como coches
  • Oro
  • Joyas
  • Colecciones especiales

Una lista de todas las deudas

  • Garantías
  • Préstamos inmobiliarios
  • Tarjetas de crédito
  • Préstamos a plazos
  • Cargos financieros conocidos en el futuro (pago de una renovación pendiente).

También debe calcular el importe de sus deudas en relación con sus bienes. Por ejemplo, si tienes activos de 100.000 euros y deudas de 75.000 euros, tu ratio de deuda es del 75%. Es interesante ver cómo esta proporción cambia con el tiempo. Esto le da una mejor visión de la evolución de su situación financiera.

También es interesante ver cuánto está usando su crédito. Ejemplo: tienes una facilidad de dinero en efectivo de 5.000 euros pero no la has usado. Entonces sabrás que tu uso de crédito es del 0%. Esto es importante porque puedes contar con estos 5.000 euros en una emergencia. Si no tiene capital disponible para emergencias, debe establecer una reserva de emergencia.

Consejo 2: Establecer metas financieras

Una vez que haya establecido su balance, puede empezar a pensar en sus objetivos para el próximo año.

Los objetivos financieros son importantes porque permiten ver si se va por el buen camino o si hay que tomar contramedidas. Sin metas, su planificación financiera se convierte en una carrera de cabeza que a menudo conduce a malas decisiones.

 

Los objetivos a corto plazo incluyen lo siguiente:

  1. Planificación del presupuesto (planificación de ingresos y gastos)
  2. Determinación de una reserva de emergencia (normalmente de 3 a 6 sueldos mensuales con una asignación diaria)
  3. El pago de las deudas

Entre los objetivos a mediano plazo figuran los siguientes

  1. Asegure sus ingresos (incapacidad laboral) o su vida (seguro de vida a término) y así también atenderá las necesidades de su familia.
  2. Planifique sus sueños, por ejemplo, comprando un nuevo coche, apartamento o casa, renovando, mudándose o incluso financiando la educación de sus hijos o nietos.
  3. Una vez que hayas tenido en cuenta estas cosas, puedes empezar a planificar tus objetivos a largo plazo.

 

¿Cuánto dinero necesitará a la edad de jubilación? Cómo es la brecha de tu pensión. Hay innumerables calculadoras en Internet que facilitan la tarea de hacer las cuentas. Tampoco son 100% exactos, pero es esencialmente importante saber si todavía necesitas 100.000 euros o 500.000 euros.

Revise sus contratos de pensión y vea si puede adaptarlos o si es mejor concluir un nuevo contrato.

Consejo 3: Mira tú situación familiar

Si está casado, hay algunas cosas que usted y su cónyuge debe considerar desde una perspectiva financiera. Aquí hay algunas cosas que debe considerar cuando haga su auditoría financiera.

Piensa en cómo quieres financiar esto en el futuro y empieza a incluir estos puntos en tu planificación financiera.

Abra una cuenta o mejor aún un depósito para su hijo y empiece a pagar mensualmente. Estos fondos ahorrados pueden utilizarse para financiar las cantidades que usted calculó anteriormente.

Su hijo no necesitará dinero personal hasta los 18 años. Pero mientras tanto, 50 euros al mes, ahorrados gracias a un plan de ahorro, ya pueden convertirse en una pequeña fortuna. Definitivamente deberías aprovechar este tiempo.

Habla de la situación financiera de tus padres. Los gastos de atención, por ejemplo, pueden dar lugar a lagunas considerables en su plan financiero. Es mejor planear esto proactivamente que tomar las decisiones equivocadas bajo presión. También puede tener sentido adquirir un seguro de enfermería privado o un seguro de vida a término adicional.

Empieza a planear tu retiro de una manera difícil. ¿Dónde quieres vivir, qué gastos tendrás, como viajes, etc.?