Los antenistas: un oficio de gran riesgo

¿Conoces la labor que llevan a cabo los antenistas? ¿Sabías que cada vez que realizan una instalación de alguna antena exponen su vida? En este artículos te presentaremos los riesgos por los que pueden pasar estos trabajadores.

Así que entérate de ello en este artículo y conoce más de aquellos que instalan las antenas de TV en tu casa.

El trabajo de un antenista

La labor que hacen los antenistas es considerado como uno de los más peligrosos por diversas razones: las alturas, el clima y los elementos de elevada carga eléctrica.

Muchas veces la lluvia logra interrumpir su labor como técnicos y especialistas en el área, entre otros puntos más que podrían traer consecuencias (si no se preveen) de gran magnitud.

La seguridad de los antenista

La seguridad en este tipo de trabajo es de gran importancia, puesto a los diversos riesgos que la persona se expone, se necesita una mayor seguridad a la hora de realizar su trabajo, por lo que hay puntos que tener en cuenta.

El Equipo

Para mantener una buena seguridad, es necesario que se tenga a la mano los utensilios de protección: botas con suelas de goma y guantes constituidos por el mismo material. Es importante que los antenistas posean camisas mangas largas que permita cubrir el cuerpo.

Aunque no son utensilios, ejercen un gran papel, lo ayudantes. Estos permitirán que se haga el montaje o desmontaje de la antena, puesto que en algunos casos se necesitan manos que ayudan.

El clima

El clima es uno de los puntos que los antenistas deben tener siempre  presente. Bien sea las tormentas eléctricas, el hielo, la lluvia, nieve y el viento fuerte pueden ser perjudiciales y para desempeñar alguna de las labores de antenista.

Lo ideal en los momentos que se presentan tales casos, es que se tomen las precauciones pertinentes y sí en los días anteriores ha ocurrido algún tipo de lluvia, lo mejor es trabajar con la mayor precaución.

La planificación

Como buenos profesionales, los antenistas deben tener planificado el procedimiento mucho antes de llevarlo a cabo. De este modo se logra hacer el trabajo de forma más fácil, rápida y sin ningún tipo de problemas.

Ahora que conoces que el trabajo de un antenista puede correr un gran riesgo, ten presente la seguridad del mismo cuando solicites sus servicios. Si estás en busca de uno, prueba con antenista de Madrid capital y obtén lo mejor de lo mejor.