gato hidráulico

Gato hidráulico: una herramienta de gran utilidad

gato hidráulico

Un gato hidráulico es un modesto pero, muy útil dispositivo con forma de botella o tipo carretilla, que descansa normalmente en el maletero de los vehículos. A nivel doméstico, se usan cuando se necesita cambiar un neumático desinflado, aunque también se emplean para efectuar  revisiones y reparaciones en la parte inferior del coche.

Según la funcionalidad, los gatos son mecánicos o hidráulicos. Los últimos realizan el trasiego de un líquido de un cilindro a otro, de distinto tamaño y sin posibilidad de retorno, usando el principio de Pascal. Éste destacado físico-matemático francés postuló que la presión en los recipientes es constante y que forzando al fluido en el área pequeña, con un esfuerzo mínimo, se pueden elevar cargas pesadas en la sección grande.

Además de fuerza, con estos equipos se efectúan movimientos de mucha precisión, por lo que la industria de la construcción los utiliza para instalar piezas inmensas que, sin embargo, requieren de ajustes milimétricos.

Medidas de seguridad a considerar durante el uso del gato hidráulico

El trabajo con esta herramienta es sencillo; no obstante, hay que usarla siguiendo las normas seguras de operación, para evitar que ocurra un accidente. Dado que habitualmente levanta objetos voluminosos, si fallara éstos podrían desplomarse y aplastar todo lo que esté abajo.

Es necesario entender que su función es levantar cuerpos, no soportarlos. Así, al terminar de hacer la elevación, se debe usar el equipo adecuado que soporte el peso, con una superficie de apoyo suficientemente amplia para no correr el riesgo de que se voltee.

Un cuidado adicional que se ha de tener es el empleo del líquido apropiado para su funcionamiento y cerciorarse de que el aparato se encuentre en perfecto estado de hermeticidad, porque maneja presiones altas y cualquier mínima fuga del contenido pudiera provocarle un fallo.

Para finalizar, sus apoyos tienen que estar firmes y ajustar apropiadamente en ambos puntos de contacto. De requerirse un suplemento, de modo de aumentar la altura, el mismo tendrá que poseer suficiente área y ser colocado solo debajo de la base (nunca por encima), de manera que la instalación del gato hidráulico sea bien estable.