Del panfleto al mercado digital

A principios del siglo XX para poder enterarse de los nuevos productos que ofrecía el mercado  debías comprar el periódico, luego empezaron a surgir las publicidades en medios como radio y la televisión. La publicidad empezó a llenar nuestras vidas, las vallas publicitarias adornaban todas las ciudades principales del mundo y los panfletos se volvían una versión viable de propaganda a baja escala.

Pero con el avance tecnológico, fue cambiando la forma en que se hacía promoción y venta de productos, pasando desde canales dedicados a la venta de productos televisivos hace veinte años atrás, como la Teletienda en Casa, hasta tener hoy en día páginas web dedicadas por completo al intercambio de productos.

Y es que la evolución tecnológica abrió un mundo nuevo de posibilidades para los anunciantes. Ya no era necesario solo anunciar productos a través de infomerciales o teletiendas, sino que ahora puedes encontrar espacios publicitarios en blogs, en redes sociales como Facebook, Twitter, entre otras y hasta propagandas entre videos de youtube.

 Adaptarse o extinguirse

Sin embargo, el surgimiento de este nuevo mercado digital no ha eliminado por completo los medios tradicionales de mercadeo. Se siguen viendo vallas publicitarias, se puede seguir escuchando anuncios en las radios y aún se pueden encontrar teletiendas ofertando sus productos.

El surgimiento de una nueva plataforma no significó la desaparición de las antiguas. Al contrario, el internet y la migración al mundo digital ha obligado a los dueños de los medios adaptarse a este para evitar desaparecer. El mercado digital expandió el terreno de juego para los anunciantes, dándole más espacio donde trabajar.

Así que las empresas publicitarias se han visto en la tarea de adaptarse a estas nuevas plataformas. De esta forma se ha creado un hibrido entre medios tradicionales y digitales, en el que puedes  escuchar tu programa de radio favorito a través de páginas webs o puedes ver tus programas de televisión a través de servicio de streaming.

Incluso la clásica teletienda ha sacado provecho de esta convivencia con el mundo digital, ofreciendo su gran variada de productos únicos a través de páginas webs dedicadas.  Es así como productos que antes solo se podían obtener tan solo viendo un pequeño corto en la televisión, ahora pueden ser adquiridos y enviados a tu casa a través de un solo click.

La tecnología ha significado una gran oportunidad para las empresas publicitarias e incluso, los usuarios de redes sociales se han convertido en protagonistas del marketing ¿qué sorpresas nos traerá el futuro de la publicidad? ¿Se pueden imaginar cómo serán las publicidades del futuro? Solo nos queda esperar para poder sorprendernos.