Consejos para proteger nuestros ahorros

Imagen: Fotolia

Una de las cosas que más nos preocupan es la seguridad de nuestros ahorros. No obstante, no todos los usuarios de banca tienen el conocimiento suficiente para minimizar el riesgo y proteger al máximo nuestras inversiones.

El éxito en los mercados financieros no llega solo. Es necesario que un bróker, con estándares exigentes de calidad y seguridad, nos ofrezca la mejor experiencia de usuario. El broker de confianza 1000Extra no solo pretende sumar los más altos beneficios, sino que también busca satisfacer las expectativas de los clientes que depositan su confianza e inversiones.

Antes de aceptar o ignorar una oferta, es necesario estudiar pacientemente la estrategia de inversión y calibrar los índices de rentabilidad y seguridad. Nunca es aconsejable obviar ciertos consejos para proteger nuestras inversiones. ¡Toma nota!

Claves para proteger las inversiones

  1. Diversificar

La diversificación de la inversión entre distintos activos financieros -si es posible, también de diferente naturaleza y procedencia- es una de las mejores estrategias para salvaguardar tu dinero. Sin duda, es una de las mejores decisiones ante mercados inestables, pues los efectos negativos se limitan. Otra opción es la gestión directa de los productos financieros que coinciden con estos requisitos, como los fondos de inversión. A través de su formato mixto permiten obtener beneficios de las diferentes alternativas para invertir capital: renta fija, variable y alternativa. Además, posibilitan hacerlo en porcentajes definidos por las gestoras.

  1. Aprovechar la flexibilidad

No hay nada como sortear la inestabilidad en los mercados financieros aprovechando su flexibilidad. Como, por ejemplo, los fondos de inversión a través de una estrategia de las gestoras que consiste en ir adaptando su cartera de inversión a los diferentes acontecimientos económicos, bursátiles y monetarios que tienen lugar. La rentabilidad de los ahorros puede concretarse en diversidad de situaciones, incluso en las más negativas para los pequeños inversores.

  1. Los rendimientos garantizados

Los fondos garantizados permiten un retorno mínimo de los ahorros. Ofrecen una rentabilidad fija y garantizada, sin la imposición de ninguna clase de condiciones en caso de darse determinadas circunstancias en los mercados financieros, incluso en las más desfavorables para sus intereses. Una segunda propuesta son los depósitos a plazo, pese a que los márgenes comerciales son poco satisfactorios para los usuarios. Sin embargo, los retornos no acostumbran a exceder el 1%. La tercera y última alternativa son los dividendos de las empresas que cotizan en bolsa y que reparten entre sus accionistas. El interés anual y fijo que se genera comprende entre el 3% y el 8% dependiendo del valor seleccionado.

  1. No a los formatos agresivos

Este último punto trata sobre el consejo más básico: no arriesgar sin conocimiento ni causa. La contratación de paquetes más sofisticados de entidades financieras tiene un grado remarcable de riesgo y requieren un mayor conocimiento, por lo que no son la mejor estrategia para proteger tu dinero. Más si no se cuenta con la experiencia requerida o el asesoramiento profesional para operar con ellos.