Claves para instalar paneles solares en una vivienda sin suministro eléctrico

Cuando vamos por carretera, si tenemos la oportunidad de mirar por la ventanilla, es muy probable que veamos a lo lejos viviendas con placas solares en sus tejados. Hace tan sólo unos años, este hecho hubiera llamado nuestra atención, ya que, aunque ya se oía hablar de paneles solares, lo más seguro es que muchos no hubieran tenido la oportunidad de verlos en primera persona y les hubiera parecido un elemento ajeno a su realidad más cotidiana.

Hoy en día ya han conseguido formar parte del paisaje, las placas solares fotovoltaicas ya se encuentran en muchas viviendas y plantas industriales. Este aumento de su presencia también se debe a que el precio de las placas ha descendido en un 73% en los últimos años, lo que las  ha convertido en un recurso accesible a la mayoría de bolsillos y su instalación, si se siguen las indicaciones adecuadas, puede llevarse a cabo por particulares en sus propias viviendas aunque no sean expertos en la materia.

Pasos para instalar placas solares fotovoltaicas en una vivienda aislada

Como hemos dicho, es posible realizar una instalación particular en viviendas donde no se tiene acceso al suministro eléctrico sin ser un profesional del sector. Obviamente, si podemos contar con la opinión de un experto siempre tendremos la seguridad de que el tiempo que se tarde en terminar la instalación será más preciso y, además, éste sabrá qué hacer si surgen contratiempos durante el proceso.

Sin embargo, aquí vamos a desgranar los pasos con la mayor precisión posible para que resulte más sencillo llevar a cabo la instalación de las placas solares fotovoltaicas en viviendas aisladas.

1# Conocer la potencia y los paneles solares necesarios

Lo primero que se ha de hacer es determinar la potencia necesaria que se requiere para dar servicio a nuestra vivienda y cuánto espacio disponemos para poder realizar la instalación. La  razón es simple, a más placas solares más electricidad generaremos y, dependiendo de la potencia que necesiten nuestros electrodomésticos o iluminación, etc., necesitaremos conectar más o menos.

2# Determinar el lugar donde se instalarán las placas y la inclinación de las mismas

Dependiendo de la región donde se haga la instalación y de la época del año variará la inclinación de las placas solares, aunque siempre se suele recomendar que éstas se orienten al sur para recibir la mayor radiación solar posible durante el máximo de horas al día. Normalmente se suele usar una inclinación media fija de 30º para captar, la máxima radiación solar durante todo el año, aunque en instalaciones donde el consumo pueda ser mayor en invierno que en verano se pueden llegar a instalar hasta 60º, lo que proporciona un poco más de producción en invierno, aunque se reduce bastante la producción en verano.

3# Instalar el regulador de carga

Estos aparatos son los que se encargan de regular la tensión que conecta los paneles solares con las baterías para que éstas se carguen adecuadamente.  Se puede necesitar o bien un regulador con maximizador de potencia o bien un regulador de carga solar PWM.

4# Escoger el inversor correcto

Los inversores permiten que la corriente eléctrica continua se transforme en corriente eléctrica alterna. Éstos tienen la capacidad de hacer que la energía que almacenan las baterías pueda ser utilizada.

Se pueden emplear dos tipos de inversores: los de instalaciones aisladas sin cargador o los de instalaciones aisladas con cargador. Los segundos realizan la misma función que los primeros, la de convertir la corriente eléctrica continua en alterna de 230V y 50Hz, pero también permiten conectar un generador eléctrico en el caso de que fuera necesario cargar las baterías si no hubiera bastante radiación solar.

5# Elegir las baterías de almacenamiento

Las baterías OPzS y las de gel OPzV son las más usadas debido a su prolongada vida útil. Lo que diferencia a unas de otras es que las de gel suelen ser un poco más caras porque no precisan casi mantenimiento.

La batería es un elemento muy importante en la instalación, por lo que escoger la adecuada es primordial para que soporte correctamente los ciclos de carga y descarga.

 

Una vez se tienen todos estos elementos de la instalación se puede proceder a hacerla efectiva de forma muy sencilla y aprovechar la energía solar para dar suministro a viviendas aisladas de la red eléctrica. Aunque no se necesite ser un experto en la materia, se debe tener en cuenta que para realizar la instalación se necesitan unos conocimientos mínimos de electricidad y leerse los manuales de los equipos comprados antes de realizarla.

Si eres nuevo en este mundo y necesitas ayuda para poder elegir los equipos ideales para ti según tus necesidades, en la tienda online ecofener.com ofrecen un soporte técnico excepcional y muy profesional y estarán encantados de echarte una mano.